Posteado por: vallehverde | enero 26, 2008

Y si las aguas llegaran

El cambio climático…
y si las aguas llegaran?…

(Colaboración especial de Leopoldo S. Perales)

15/05/2007

Hoy en día, por doquier escuchamos comentarios y noticias referentes al cambio climático que está presentándose en el planeta. Esta amenaza del cambio no pertenece a un futuro incierto, no es una posibilidad, muy por el contrario ya está con nosotros y forma parte de nuestro presente, y desgraciadamente, países como México serán uno de los más afectados por este fenómeno climatológico.

Son muy alarmantes los escenarios que tenemos que enfrentar respecto al cambio climático en nuestro país, porque un alto porcentaje de la población vive en zonas de alto riesgo, en áreas con escasez de agua, en viviendas precarias, en zonas bajas con graves problemas de contaminación o depende de tierras de temporal; la gente no cuenta con seguros, carece de suficiente alimento, de asistencia en salud y servicios. Todos estos aspectos y muchos más hacen muy vulnerables a la población para los efectos del cambio climático.

El gobierno de México desarrolla con la participación de las principales instituciones de investigación Un Estudio de País, donde se advierte sobre los posibles estragos en zonas de cultivo, cuencas hidrológicas, bosques, zonas urbanas y zonas costeras.

En los estudios realizados por las instituciones de investigación y Green Peace “Los bosques de coníferas y encinos se verían afectados negativamente y los bosques tropicales lluviosos se verían favorecidos”, bajo un escenario con un incremento en la temperatura de 2 grados centígrados y un descenso de 10% en la precipitación. Otro estudio aplica las mismas variables y llega a una conclusión similar: “Los climas templados y semicálidos donde se distribuyen básicamente los bosques de coníferas y algunos de encinos se verían disminuidos” (Vegetación actual de México y escenario, Viller L. y Trejo I., Instituto de Geografía). Esto significa que el clima se volvería más extremo, en lo general, con una disminución de las zonas con climas templados y semicálidos y un aumento de las regiones de clima cálido”.

Las investigaciones también enfocan sus resultados hacia la evaluación de las consecuencias del cambio climático en las ciudades. El informe Cambios climáticos y sus posibles consecuencias en las ciudades de México (Sánchez R.A., Colegio de la Frontera Norte) denota la vulnerabilidad que tienen las ciudades ante una situación dada: por una parte, las precipitaciones extremas causarán grandes inundaciones en algunos lugares, por otra parte, la escasez de precipitaciones ocasionará el desabasto de agua por la disminución en la recarga de los mantos acuíferos.

El estado, fundamentándose en las vulnerabilidades en las áreas urbanas que presentan los estudios, debe prever de manera muy especial la atención en la disponibilidad de agua para las poblaciones que probablemente se vean afectadas por este cambio climático, especialmente en varias ciudades de la frontera norte que comparten los recursos acuíferos con otras ciudades de los Estados Unidos, pues existe un desigual consumo de éste vital liquido, pues las ciudades norteamericanas consumen tres o cuatro veces mas agua que nuestras ciudades.

Uno de los fenómenos más visibles y dramáticos del cambio climático son las alteraciones en la precipitación. Pues si se reduce el volumen de agua en las cuencas muy explotadas, podría considerarse como una catástrofe sobre todo en aquellas áreas que están densamente pobladas.

Por su parte, estudios en Estados Unidos refieren que de incrementarse considerablemente la temperatura ocasionaría un aumento de las concentraciones de ozono en la atmósfera de las ciudades. Esto será muy grave, por los severos daños que este contaminante provoca en la salud de la población y en la flora y la fauna del entorno; los estudios se basan en diversos modelos y son los mejores indicadores de los efectos que están por presentarse en México debido al cambio climático, ocasionando grandes trastornos económicos y sociales.

Pues las alteraciones que puede provocar el cambio del clima en la flora son muy graves en lo que a producción de alimentos se refiere, principalmente en las grandes extensiones de tierra de temporal.

El calentamiento global, al derretirse el hielo de los polos propicia el aumento del nivel del mar, impactando casi la mitad del litoral del Golfo de México. En el estudio “Vulnerabilidad del litoral a los efectos por ascenso del nivel del mar en las costas bajas del Golfo de México (Ortiz M.A. y Méndez A.P., Instituto de Geografía)” se estima que el 46.2% de la costa del Golfo de México, sobre todo del centro hacia el sur, “es susceptible al ascenso del nivel del mar”. Entre las zonas más vulnerables están las lagunas costeras y los pantanos. “Otras áreas importantes son los pastizales y tierras agrícolas, los cuales también se contaminan con la intrusión salina y son remplazados por ambientes costeros”.

“Los severos efectos de salinización por la entrada del agua del mar a lagunas costeras, y a tierras agrícolas y ganaderas, se verían en la afectación de miles de hectáreas cercanas a las costas del golfo de México.

Según los estudios, el mar aumentaría inicialmente 9 metros al derretirse el polo norte, (proceso que ya se inició), Así, su elevación debido al cambio climático no solamente alteraría sistemas de gran productividad biológica como las lagunas costeras, sino que también provocaría un impacto irreversible sobre la rica biodiversidad de algunas zonas de pantanos, como la Reserva de la Biosfera de Pantanos de Centla y el Área de Protección de Flora y Fauna de Laguna de Términos y las lagunas de tamaulipas.

Greenpeace considera que el gobierno mexicano debería apremiar a los países desarrollados, los mayores responsables del cambio climático, para que comiencen a reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera y transfieran tecnología a las naciones en desarrollo para proyectos de eficiencia energética y de fuentes de energía renovables. Pues los escenarios planteados para México son devastadores, y lo más urgente es exigir de inmediato a las naciones desarrolladas que reduzcan sus cuantiosas emisiones de gases de tipo invernadero.

El Estudio “Vulnerabilidad del litoral a los efectos por ascenso del nivel del mar en las costas bajas del Golfo de México (Ortiz M.A. y Méndez A.P., Instituto de Geografía)” nos muestra este plano, donde podemos apreciar el daño que se espera si no tomamos acciones inmediatas.

Repercusiones

 

 

 

 

 

 


Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: